#Niunapersonamenos

Che, ¿cómo te sentías mientras mirabas con tus amigos el video de dos pilotos del Turismo Carretera con una promotora? Un campeón, ¿verdad? No creo que te suceda lo mismo cuando te envían por WhatsApp la foto viral del famoso tipo en pelotas; ya estás cansado de recibir esa imagen. El video de la piba teniendo sexo con los dos hombres te divierte; la imagen del “negro de WhatsApp” te debe causar rechazo. “Más vale”, pensarás. Pero, ¿por qué ese pensamiento tan básico y primitivo? ¿Qué es lo “tan” obvio? Según tu criterio, que una mujer se muestre en pelotas en un video es entretenido, pero que recibas la imagen de un señor en bolas es indignante y asqueroso. Quiero decirte, campeón, que si pensás así, sos una persona necia, que me avergüenza. Quiero que sepas, campeón, que tus logros en la vida van a ser escasos, porque con ese pensamiento es imposible llegar muy lejos, según mi criterio.

Te voy a decir lo que pienso: no se trata solo de mujeres, no caigamos en un pensamiento retrógrado. Se trata, ni más ni menos, de una persona como vos, como yo, como todos. Denigrar a la mujer llamándola “puta” porque se acuesta con quien quiere es de una mente con problemitas y en total decadencia. ¿Vos serías puto si te cogieras a las minas que quisieras?

¿Sabés? El hombre puede ser violento de muchas formas. El silencio puede ser violencia: hablále; gritar es violencia: sé amable con ella; ignorar es violencia: escuchala; los golpes son violencia: mimala. El respeto es educación: respetala; el amor es salvación: salvala, estás a tiempo.

Si querés te grafico un poco el panorama: ellas caminan sabiendo que, posiblemente, alguien les esté mirando el culo. Ellas intentan pensar en otra cosa para evitar el repudio que sienten cuando escuchan: “Mamita, si no te mato, te dejo tuerta”. Y nosotros, perdidos en una órbita de pelotudez y de inmadurez eterna, nos baboseamos al mirar por televisión un batallón de culos eléctricos que aparecen en primera plana en un programa de “entretenimiento” argentino. Se nos salen los colmillos, se nos calienta el de abajo, y solo pensamos: “cómo la cogería”. Los hombres (algunos), tienen facilidad para desvirtuar la realidad: ven a la mujer como un objeto desechable, como un forro que se usa y que después, cuando no sirve más, se tira. Ellas sirven, que es distinto a decir “ellas nos sirven”. Además, otra cosa: dejemos los términos “macho” y “hembra” para los animales; nosotros somos personas, tanto hombres como mujeres.

A ellas se las quiere, como a cualquier ser vivo que se mueva por el mundo. A ellas se las admira, como nosotros admiramos una jugada de Messi. Con ellas nos podemos emocionar, como lo hacemos cuando vemos un coche que nos gusta. A ellas se las debe respetar, no por ser mujeres; sí por ser personas. Cuando una chica joven o una mujer grande (no es cuestión de edad) muere víctima del impulso salvaje e inconsciente del hombre, no es solo una mujer la que fallece, es una persona que tiene los mismos derechos de vivir la vida libremente como vos.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Web #NiUnaMenos: http://niunamenos.com.ar/

Por Jonathan E. Monserrat

Anuncios

Un comentario sobre “#Niunapersonamenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s