Soy tu hermano

Soy el espejo que te muestra otra realidad.

Caminás de prisa sin percatar

que también podés ser como yo;

que el azar es un nido vacío para muchos.

 

Soy tu hermano hambriento y cansado.

Mis manos están sucias y sostienen

un lata que, lejos de contener oro,

carga el liviano peso de algunas monedas.

 

En la calle tengo mi refugio,

y desde la intemperie veo la ciudad;

mientras, rostros sin miradas, sin nombres,

esquivan mi suplicio de ayuda.

 

Tengo una cama tan delgada

que mi espalda siente la vereda.

Tengo las sabanas agujereadas,

casi tanto como mi buena suerte.

 

Tengo un nombre y un apellido,

pero nadie me llama ni me nombra.

Me siento una persona mísera en una sociedad

de la cual soy parte, aunque muchos me ignoren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s